Compartir

Poemas de Gabriela Mistral

 
Por Lucia Flores. 29 octubre 2020
Poemas de Gabriela Mistral

La biografía de Gabriela Mistral está llena de éxitos y obras míticas conocidas por todos, pues Lucila Godoy Alcayaga, que era el nombre real de esta escritora y pedagoga chilena, es una de las figuras más importantes de la historia de la literatura latinoamericana.

Gabriela Mistral no solo fue la primera mujer iberoamericana en recibir el Premio Nobel de Literatura, sino que se convirtió también en una de las pensadoras más relevantes del siglo XX, participando en la reforma del sistema educativo mexicano.

Pero para ahondar más en la biografía de Gabriela Mistral, es fundamental conocer algunas de sus obras más importantes y el significado de estas. ¿Por qué los poemas infantiles de Mistral han pasado a la historia? ¿Por qué sigue siendo tan influyente la literatura de esta autora? Desde Frasess.net te ofrecemos todas las respuestas.

También te puede interesar: Frases de Gabriel García Márquez

Riqueza

Tengo la dicha fiel
y la dicha perdida:
la una como rosa,
la otra como espina.


De lo que me robaron
no fui desposeída;
tengo la dicha fiel
y la dicha perdida,
y estoy rica de púrpura
y de melancolía.


¡Ay, qué amante es la rosa
y qué amada la espina!
Como el doble contorno de dos frutas mellizas
tengo la dicha fiel
y la dicha perdida.

Uno de los poemas cortos de Gabriela Mistral más populares, sin duda. Estos versos nos hablan de un amor que ya se fue y expresan la tristeza que produce esta ausencia, no obstante, a través de la rosa y las frutas, Mistral expresa también agradecimiento y dulzura por haberlo vivido y poder recordar esa melancolía.

Este es uno de los poemas de Gabriela Mistral de amor más llenos de romanticismo y nostalgia, por el cual nos parece también una opción digna de dedicar. Si quieres leer otros Poemas de amor cortos y románticos, no te pierdas este otro artículo.

Poemas de Gabriela Mistral - Riqueza

Todo es Ronda

Los astros son rondas de niños
jugando la Tierra a espiar...
Los trigos son talles de niñas
jugando a ondular..., a ondular...

Los ríos son rondas de niños
jugando a encontrarse en el mar...
Las olas son rondas de niñas
jugando la Tierra a abrazar...

Este es uno de los poemas infantiles de Gabriela Mistral más populares y bonitos, sin embargo, si buscas poemas de la naturaleza de Gabriela Mistral, este también es uno de los mejores. En estas líneas, la autora compara este bello juego de la infancia en el que puedes aprender y divertirte con la naturaleza; pues los ríos, las olas y los trigos son también elementos con los que debemos conectar y valorar.

Descubre aquí más grandes Frases de la naturaleza.

Poemas de Gabriela Mistral - Todo es Ronda

Dame la mano

Dame la mano y danzaremos;
dame la mano y me amarás.
Como una sola flor seremos,
como una flor, y nada más...

El mismo verso cantaremos,
al mismo paso bailarás.
Como una espiga ondularemos,
como una espiga, y nada más.

Te llamas Rosa y yo Esperanza;
pero tu nombre olvidarás,
porque seremos una danza
en la colina y nada más...

El poema Dame la mano de Gabriela Mistral es también uno de los más conocidos e influyentes de la autora.

En Frasess.net queremos que conozcas el poema con su significado, así que a continuación lo analizamos brevemente para ti. En estos versos, Mistral habla de la importancia de la unión; tenemos más en común de lo que nos separa, como niños que se dan la mano para jugar, y mediante estas líneas hace un llamamiento a la paz y a recordar que todos somos uno.

Además, incluyendo elementos como las colinas, las flores y las espigas, este se convierte también en uno de los poemas de la naturaleza de Gabriela Mistral más concisos, ya que nos hace reflexionar en que todos podemos vivir en armonía como lo hacen las plantas y el mar.

Poemas de Gabriela Mistral - Dame la mano

Besos

Hay besos que pronuncian por sí solos
la sentencia de amor condenatoria,
hay besos que se dan con la mirada
hay besos que se dan con la memoria.

Hay besos silenciosos, besos nobles
hay besos enigmáticos, sinceros
hay besos que se dan sólo las almas
hay besos por prohibidos, verdaderos.

Hay besos que calcinan y que hieren,
hay besos que arrebatan los sentidos,
hay besos misteriosos que han dejado
mil sueños errantes y perdidos.

Hay besos problemáticos que encierran
una clave que nadie ha descifrado,
hay besos que engendran la tragedia
cuantas rosas en broche han deshojado.

Hay besos perfumados, besos tibios
que palpitan en íntimos anhelos,
hay besos que en los labios dejan huellas
como un campo de sol entre dos hielos.

Hay besos que parecen azucenas
por sublimes, ingenuos y por puros,
hay besos traicioneros y cobardes,
hay besos maldecidos y perjuros.

Judas besa a Jesús y deja impresa
en su rostro de Dios, la felonía,
mientras la Magdalena con sus besos
fortifica piadosa su agonía.

El poema Besos de Gabriela Mistral nos habla de todo lo que puede ser un beso; afecto, cariño, pasión, lujuria...

Con estos Besos, Gabriela Mistral nos descubre lo complejas que pueden ser las relaciones humanas. ¿Quién sabe si se esconde en un beso el adiós, la bienvenida o la traición? Solo los que besamos podemos llegar a entender qué se esconde en ese poderoso gesto, y la autora nos abre las puertas a algunas de esas posibilidades.

Poemas de Gabriela Mistral - Besos

Caricia

Madre, madre, tú me besas,
pero yo te beso más,
y el enjambre de mis besos
no te deja ni mirar...

Si la abeja se entra al lirio,
no se siente su aletear.
Cuando escondes a tu hijito
ni se le oye respirar...

Yo te miro, yo te miro
sin cansarme de mirar,
y qué lindo niño veo
a tus ojos asomar...

El estanque copia todo
lo que tú mirando estás;
pero tú en las niñas tienes
a tu hijo y nada más.

Los ojitos que me diste
me los tengo de gastar
en seguirte por los valles,
por el cielo y por el mar...

Otro de los mejores poemas para niños de Gabriela Mistral, pues esta obra habla del infinito amor que sienten los niños hacia sus padres, aquellas figuras que son, para ellos, los más grandes héroes de la vida.

Si quieres descubrir otros poemas cortos de Gabriela Mistral para niños o para mayores, sigue leyendo los siguientes.

Poemas de Gabriela Mistral - Caricia

Apegado a mí

Velloncito de mi carne
que en mis entrañas tejí,
velloncito tembloroso,
¡duérmete apegado a mí!

La perdiz duerme en el trigo
escuchándola latir.
No te turbes por aliento,
¡duérmete apegado a mí!

Yo que todo lo he perdido
ahora tiemblo hasta al dormir.
No resbales de mi pecho,
¡duérmete apegado a mí!

Otro de los poemas para niños de Gabriela Mistral imprescindibles, solo que esta vez se enfoca desde el punto de vista de la madre que adora a su hijo y que teme estar sin él.

La maternidad, sobre todo al principio, va muy ligada al temor y al sufrimiento. Nos duele pensar en lo malo que podría pasarle a nuestro hijo o a nuestra hija, y Mistral lo sabe expresar a la perfección con estos versos ansiosos y delicados.

Poemas de Gabriela Mistral - Apegado a mí

Promesa a las estrellas

Ojitos de las estrellas
abiertos en un oscuro
terciopelo: de lo alto,
¿me veis puro?

Ojitos de las estrellas,
prendidos en el sereno
cielo, decid: desde arriba,
¿me veis bueno?

Ojitos de las estrellas,
de pestañitas inquietas,
¿por qué sois azules, rojos
y violetas?

Ojitos de la pupila
curiosa y trasnochadora,
¿por qué os borra con sus rosas
la aurora?

Ojitos, salpicaduras
de lágrimas o rocío,
cuando tembláis allá arriba,
¿es de frío?

Ojitos de las estrellas,
fijo en una y otra os juro
que me habéis de mirar siempre,
siempre puro.

Dentro de los poemas cortos de Gabriela Mistral, este es uno de los que más nos gustan, pues captura a la perfección la ilusión, la ingenuidad y la fascinación de la infancia.

Si quieres poemas para niños de Gabriela Mistral, este no puede faltar, pues habla de cómo un niño se comunica con las estrellas no para saber cómo son, sino cómo lo ven. En resumen, habla de la desbocada curiosidad e imaginación de los niños.

Poemas de Gabriela Mistral - Promesa a las estrellas

Obrerito

Madre, cuando sea grande,
¡ay..., qué mozo el que tendrás!
Te levantaré en mis brazos,
como el zonda al herbazal.

O te acostaré en las parvas
o te cargaré hasta el mar
o te subiré las cuestas
o te dejaré al umbral.

¿Y qué casal ha de hacerte
tu niñito, tu titán,
y qué sombra tan amante
sus aleros van a dar?

Yo te regaré una huerta
y tu falda he de cansar
con las frutas y las frutas
que son mil y que son más.

O mejor te haré tapices
con la juncia de trenzar;
o mejor tendré un molino
que te hable haciendo el pan.

Cuenta, cuenta las ventanas
y las puertas del casal;
cuenta, cuenta maravillas
si las puedes tú contar...

Un poema de Gabriela Mistral poderoso y diferente a los que hemos visto hasta ahora. Si bien es cierto que en estos versos percibimos la voz de un niño que sueña con hacer sentir orgullosa a su madre, podemos apreciar también en su contexto un símil entre estas líneas y la difícil situación social y económica que se vivía en la época, un duro momento en el que prosperar estaba solo alcance de unos pocos.

Poemas de Gabriela Mistral - Obrerito

La rata

Una rata corrió a un venado
y los venados al jaguar,
y los jaguares a los búfalos,
y los búfalos a la mar...

¡Pillen, pillen a los que se van!
¡Pillen a la rata pillen al venado,
pillen a los búfalos y a la mar!

Miren que la rata de la delantera
se lleva en las patas lana de bordar,
y con la lana bordo mi vestido,
y con el vestido me voy a casar.

¡Suban y pasen la llanada,
corran sin aliento, sigan sin parar.
Vuelen por la novia, y por el cortejo,
y por la carroza y el velo nupcial.

De los mejores poemas de Gabriela Mistral para imprimir y aprender más acertados, pues se trata de una pequeña creación que cuenta con todos los elementos fundamentales para que los más pequeños se lo pasen bien aprendiendo: diversión, dinamismo y nuevo vocabulario.

Poemas de Gabriela Mistral - La rata

Amor, amor

Anda libre en el surco, bate el ala en el viento,
late vivo en el sol y se prende al pinar.
No te vale olvidarlo como al mal pensamiento:
¡lo tendrás que escuchar!

Habla lengua de bronce y habla lengua de ave,
ruegos tímidos, imperativos de amar.
No te vale ponerle gesto audaz, ceño grave:
¡lo tendrás que hospedar!

Gasta trazas de dueño; no le ablandan excusas.
Rasga vasos de flor, hiende el hondo glaciar.
No te vale decirle que albergarlo rehúsas:
¡lo tendrás que hospedar!

Tiene argucias sutiles en la réplica fina,
argumentos de sabio, pero en voz de mujer.
Ciencia humana te salva, menos ciencia divina:
¡le tendrás que creer!

Te echa venda de lino; tú la venda toleras;
te ofrece el brazo cálido, no le sabes huir.
Echa a andar, tú le sigues hechizada aunque vieras
¡que eso para en morir!

¿Te habías quedado con ganas de más poemas de Gabriela Mistral de amor? Este es uno de sus textos más populares y bonitos, pues en él habla de cómo el amor nos cambia a todos.

Una vez el amor llama a nuestra puerta, este es capaz de transformarnos y llegar hasta lo más profundo de nuestro ser, y no importa lo mucho que nos esforcemos para evitarlo.

Poemas de Gabriela Mistral - Amor, amor

El ángel guardián

Es verdad, no es un cuento;
hay un Ángel Guardián
que te toma y te lleva como el viento
y con los niños va por donde van.

Tiene cabellos suaves
que van en la venteada,
ojos dulces y graves
que te sosiegan con una mirada
y matan miedos dando claridad.
(No es un cuento, es verdad.)

Él tiene cuerpo, manos y pies de alas
y las seis alas vuelan o resbalan,
las seis te llevan de su aire batido
y lo mismo te llevan de dormido.

Hace más dulce la pulpa madura
que entre tus labios golosos estrujas;
rompe a la nuez su taimada envoltura
y es quien te libra de gnomos y brujas.

Dentro de los poemas para niños de Gabriela Mistral, El ángel guardián es todo un clásico.

Estas palabras nos ayudan a descubrir todo lo que llevamos dentro de nosotros: los miedos, las esperanzas y las alegrías que nos hacen ser quienes somos y que nos ayudan a superar las barreras en el camino, como si de un ángel guardián se tratase.

Poemas de Gabriela Mistral - El ángel guardián

Doña Primavera

Doña Primavera
viste que es primor,
viste en limonero
y en naranjo en flor.

Lleva por sandalias
unas anchas hojas,
y por caravanas
unas fucsias rojas.

Salid a encontrarla
por esos caminos.
¡Va loca de soles
y loca de trinos!

Doña Primavera
de aliento fecundo,
se ríe de todas
las penas del mundo...

No cree al que le hable
de las vidas ruines.
¿Cómo va a toparlas
entre los jazmines?

¿Cómo va a encontrarlas
junto de las fuentes
de espejos dorados
y cantos ardientes?

Terminamos con uno de los poemas cortos de Gabriela Mistral para niños más enternecedores.

Si quieres que los más pequeños aprendan con algo de literatura las estaciones del año, esta opción no puede faltar, pues trae consigo un imaginario brillante y muy divertido para los niños y las niñas. Y para que podáis disfrutar de más citas de esta bella estación, visitad este artículo de Frases de la Primavera.

Poemas de Gabriela Mistral - Doña Primavera

Si deseas leer más artículos parecidos a Poemas de Gabriela Mistral, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Frases de Autores.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Poemas de Gabriela Mistral
1 de 13
Poemas de Gabriela Mistral

Volver arriba