menu
Compartir

Frases de Sylvia Plath

Frases de Sylvia Plath

Sylvia Plath fue una poeta, novelista y cuentista estadounidense. Se le atribuye el ser una de las cultivadoras del género de la poesía confesional con obras conocidas como El coloso o Ariel. Estuvo casada con el poeta Ted Hughes, quien tras su muerte se encargó de la edición de su poesía completa. Gracias a esto ganó un Premio Pulitzer póstumo en 1982 por sus Poemas completos.

El sufrimiento y la depresión fueron dos elementos que marcaron su vida, ya que decía sentirse esclavizada por su condición de mujer, derivando esto en varios intentos de suicidio que la llevaron a ser internada en una institución psiquiátrica. El resto de su vida continuó estando marcada por varios acontecimientos dolorosos, hasta que, finalmente, en 1963 Sylvia decidió acabar con su propia vida. A pesar de llevar una vida atormentada, esta autora nos dejó obras de gran calidad con grandes mensajes que hemos querido recopilar hoy en este artículo de frases de Sylvia Plath en Frasess.net.

También te puede interesar: Frases de Miranda

Frases feministas de Sylvia Plath

Sylvia Plath percibía la condición de ser mujer y de feminidad como un castigo, como una cárcel en la que se producía una lucha entre la mujer sumisa y conservadora y la mujer liberal que Plath aspiraba a ser. Veamos algunas de las frases feministas de Sylvia Plath más populares.

Si ser neurótica es decir dos cosas mutuamente excluyentes en el mismo momento, entonces soy endemoniadamente neurótica. Estaré volando de una a otra cosa mutuamente excluyente durante el resto de mi vida.
La perfección es terrible, ella no puede tener niños.
Seré una de las pocas poetisas en el mundo completamente feliz de ser mujer, no una de esas amargadas y frustradas, retorcidas imitadoras de hombres, que en su mayoría acaban destrozadas.
Las mujeres no son máquinas en las que pones monedas de bondad hasta que el sexo se cae.
Tengo miedo de casarme. Ahórreme de cocinar tres comidas al día, prepárese de la implacable jaula de la rutina y la rutina.

El matrimonio fue, durante muchos años, un acuerdo de conveniencia en el que el papel de la mujer era prácticamente nulo, era como un contrato en el que la mujer entraba como parte del mismo. A lo largo de los años, esto fue variando y ya entrado el siglo XX los matrimonios de conveniencia dejaron paso a aquellos que se realizaban por amor. Aun así, el trabajo de la mujer en muchas ocasiones seguía estando relegado al cuidado de los niños y de la casa.

Sylvia Plath quiso librarse de ese "contrato" del matrimonio y luchó por los derechos de las mujeres. Desde Frasess.net queremos invitarte a que también lo hagas leyendo estas frases de mujeres fuertes.

Yo no podía soportar la idea de que una mujer tuviera que tener una vida pura de soltera y de que un hombre pudiera tener una doble vida, una pura y otra no.
Sal y haz algo. No es tu habitación, la que es una prisión, eres tú mismo.
He intentado ser ciega en el amor, como las otras mujeres, ciega en la cama, con mi amante ciego, sin buscar, en la densa oscuridad, un rostro ajeno.
Respiré hondo y escuché el viejo alarde de mi corazón. Yo soy, yo soy, yo soy.
Frases de Sylvia Plath - Respiré hondo y escuché el viejo alarde de mi corazón. Yo soy, yo soy, yo soy.
El problema era que yo detestaba la idea de trabajar para los hombres de cualquier forma que fuera. Quería dictar mis propias emocionantes cartas.
Haber nacido mujer es mi mayor tragedia.

Sylvia Plath era una mujer inteligente en una época en la que la sociedad no esperaba tal cualidad en el sexo femenino. Es por esto que, tal y como plasmaba en sus escritos, sentía que vivía en un cuerpo que a veces le resultaba una cárcel. Plath envidiaba a los hombres y odiaba la visión que tenia la sociedad de la feminidad y de la mujer, que la dejaban inevitablemente en un segundo plano.

Como ella, antes hubieron otras autoras que lucharon por validar el papel de la mujer en la literatura, como Virginia Woolf de quién seleccionamos algunas de sus mejores frases en este otro artículo sobre Frases de Virginia Woolf.

Así que empecé a pensar que tal vez fuera cierto que casarse y tener niños equivalía a someterse a un lavado de cerebro, y después una iba por ahí idiotizada como una esclava en un estado totalitario privado.
Lo que odio es la idea de estar a merced de un hombre.
Esa es una de las razones por las que nunca quise casarme. Lo último que quería era seguridad infinita y ser el lugar donde se dispara una flecha. Quería el cambio y la emoción, y dispararme en todas direcciones, como las flechas de colores de un cohete del 4 de julio.
Das la misma impresión de ser algo hermoso, pero aniquilador.

Frases de amistad de Sylvia Plath

A lo largo de su vida, Sylvia Plath consiguió reunir un gran número de amigos que valoraban su trabajo y su personalidad y que lamentaron profundamente el trágico final de la poeta a la que sintieron que habían fallado. A continuación, te mostramos algunas de las frases más célebres de Sylvia Plath sobre la amistad.

No hay nada como vomitar con alguien para convertirte en viejos amigos.
Mi alma debe estar detrás de ti. Estoy matando mi carne sin ella.
Estos cantos, hermanas, sobrepasan al oído gastado.
Cómo necesitamos otra alma a la que aferrarnos.

Los seres humanos nos caracterizamos por, al igual que muchos otros seres vivos, ser seres sociales. Nos enriquecemos gracias a la interacción social y, además, es muy beneficioso para nuestra salud mental y emocional. Otra cosa que el ser humano necesita y sin la que no puede vivir es el amor, esa conexión tan fuerte que establecemos con otras “almas” y que nos completa.

El amor siempre es una meta y encontrar esa "alma gemela" a la que aferrarse es una búsqueda constante. Desde Frasess.net queremos invitarte a disfrutar de estas 120 frases para el amor de mi vida que podrás dedicar a esa persona amada.

Frases de Sylvia Plath - Cómo necesitamos otra alma a la que aferrarnos.
Tengo que admirar profundamente a alguien para valorarlo como amigos.
Amo a la gente. Todo el mundo. Los amo, creo, como un coleccionista de sellos ama su colección.
Esta chica de quien hablamos en un paseo de abril ceremonioso.
Quizá nunca llegue a ser feliz, pero esta noche estoy contenta.
Si la luna sonriese, se te parecería.
Sí, hay alegría, satisfacción y compañerismo, pero la soledad del alma en su atroz autoconciencia es horrible e insoportable.
Si no esperas nada de nadie, nunca estarás decepcionado.

Si no queremos que las personas que nos rodean o que conocemos sigan decepcionándonos y haciéndonos daño, una de las soluciones es aprender a no esperar nada de nadie o, al menos, no crearnos unas expectativas irreales. Puede sonar algo contundente, pero a veces es mejor no crear unas expectativas que al no cumplirse nos llenen de desilusión y decepción. Espéralo todo de ti y vive en armonía con los demás.

Si como Sylvia Plath sientes que las personas te decepcionan, te invitamos a leer estas frases de decepción y que se las dediques a esas personas que te han mostrado que no merecen la pena.

Me gusta demasiado la gente o nada. Tengo que ir a lo más profundo, caer en la gente, conocerla realmente.
Quiero que sea normal, que me quiera como yo a él.
El amor es una sombra, sí, pero cómo mientes y lloras en pos de él.
Frases de Sylvia Plath - El amor es una sombra, sí, pero cómo mientes y lloras en pos de él.
El problema era que yo siempre había sido inadecuada…

Frases de poemas de Sylvia Plath

Sylvia Plath fue famosa especialmente por sus poemas, que más tarde se recogieron en un poemario que fue premiado póstumamente. El género que más utilizó fue la poesía confesional, que consistía en la expresión de detalles de la vida íntima de la poeta. Veamos algunas de las mejores frases del poemario de Sylvia Plath:

Soy vertical, pero preferiría ser horizontal.
Las fuentes resecas, las rosas terminan. Incienso de muerte. Tu día se acerca.
El porvenir es una gaviota gris, charla con voz felina de adioses, partida.
Ahora que me he perdido a mí misma, estoy harta de equipajes.
No tengo necesidad de pensar o de prepararme. Lo que sucede en mí tendrá lugar de todos modos.
Los dos, sí, deberíamos reencontrarnos en otra vida.
El sol se disuelve contra esa pared, desangrándose de sus luces.
Ni siquiera podía hablar contigo. La lengua se me pegaba a la boca.
El azúcar todo lo cura, dice la Bondad.
No soy capaz de ver adónde hay que ir.
Un mundo de días blancos y calvos en la cuenta sin sombras.
Ahora me deshago en pedazos que vuelan como mazos.
Frases de Sylvia Plath - Ahora me deshago en pedazos que vuelan como mazos.
Soy de plata y exacto. Sin prejuicios.
No soy un árbol con las raíces en la tierra absorbiendo minerales y amor maternal.
La ciudad colgaba en mi ventana, chata como un cartel, brillando y titilando, pero muy bien podía no haber estado allí, por lo que a mí concernía.

Frases motivadoras de Sylvia Plath

Para terminar este post de frases de Sylvia Plath, te traemos una recopilación de frases de carácter motivacional escritas y pronunciadas por Plath. ¡Encuentra la motivación que necesitas para seguir escribiendo aquí abajo!

He intentado no pensar demasiado. He intentado ser natural.
Antes de entregar mi cuerpo, debo entregar mis pensamientos, mi mente, mis sueños.
Quizás algún día me arrastre de regreso a casa, vencido, derrotado. Pero no mientras pueda hacer historias de mi angustia, belleza de la tristeza.
Y, por cierto, todo en la vida se puede escribir si tienes las agallas para hacerlo y la imaginación para improvisar. El peor enemigo de la creatividad es la duda.
No es fácil expresar lo que has cambiado. Si ahora estoy viva entonces muerta he estado, aunque, como una piedra, sin saberlo, quieta en mi sitio, mi hábito siguiendo.
La lucha constante en la vida madura, creo, es aceptar la necesidad de la tragedia y el conflicto, y no tratar de escapar a una solución falsamente simple que no incluya estas complejidades más sombrías.
Vi mi vida extendiendo sus ramas frente a mí como la higuera verde del cuento.
Sentí que mis pulmones se inflaban con la avalancha del paisaje: aire, montañas, árboles, gente. Pensé: "Esto es lo que significa ser feliz.".
La realidad es relativa, depende de con qué lente la mires.
Frases de Sylvia Plath - La realidad es relativa, depende de con qué lente la mires.
Tuve oportunidades. Probé y traté. Cosí la vida a mi vida como una voz rara. Caminé con cuidado, con precaución, como un objeto extraño. Intenté no pensar demasiado. Traté de ser natural.
El suelo parecía maravillosamente sólido. Fue reconfortante saber que me había caído y que no podía caer más.
Quizás cuando nos encontramos queriendo todo, es porque estamos peligrosamente cerca de no querer nada.
Hora a hora, día a día, la vida se hace posible.

Esta cita, a pesar de haber sido escrita hace unos años, sigue vigente si la aplicamos a nuestra forma actual de vivir. A causa de las rutinas tan marcadas que tenemos actualmente, tendemos a vivir pensando que cada día que pasa es un día menos y no nos damos cuenta que cada día es especial y único, pues ya no va a volver. Tenemos que aprender a vivir día a día y no poner una condición a la felicidad.

Para todos aquellos que necesitan un pequeño empujón, en Frasess.net tenemos una selección de frases de felicidad y alegría que te arrancarán una sonrisa.

Lo más difícil es vivir en abundancia en el presente sin dejar que se manche por miedo al futuro o arrepentimiento por el pasado.
¡Satisfacción! No podría vivir sin ella. Es como agua o pan, o algo absolutamente esencial para mí.

Si deseas leer más artículos parecidos a Frases de Sylvia Plath, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Frases de Autores.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Anonimo
Muy feminista la doña, tal vez ese feminismo si se necesitaba en su época pero actualmente nah

Frases de Sylvia Plath
1 de 6
Frases de Sylvia Plath

Volver arriba