menu
Compartir

Frases de Edgar Allan Poe

 
Por Nila De Falco. 29 marzo 2021
Frases de Edgar Allan Poe

Edgar Allan Poe fue un poeta, narrador y crítico estadounidense que vivió durante el siglo XIX. Fue maestro del género del terror con relatos como: El corazón delator, La caída de la casa Usher y La verdad sobre el caso Valdemar, entre otros; e inauguró el género del relato policial y de ciencia ficción, con los cuales Agatha Christie y Sir Arthur Conan Doyle tomarán como referencia para crear sus obras.

Fue un hombre particular, cuya suerte parecía siempre estar del lado contrario y pasó muchas penurias durante su vida. Incluso, se desconoce los acontecimientos justo antes de su muerte, puesto que el poeta había desaparecido unos días antes, pero fue hallado inconsciente en un calle de Baltimore y luego llevado a un hospital, donde se presume que muere por un derrame cerebral. Todo este velo de misterio que envolvió su muerte ocasionó que su obra fuera mucho más vista por los críticos, consagrándolo como autor. Si aún no te has familiarizado con este melancólico autor, desde Frasess.net te invitamos a que leas la siguiente lista de frases de Edgar Allan Poe.

También te puede interesar: Frases de poetas

Frases de Edgar Allan Poe sobre el amor

La vida amorosa de Poe fue bastante desdichada. Enamorado perdidamente de su prima, con quien se casa, para luego perderla un breve tiempo después hace que su obra entera esté plagada de mujeres enfermas, muertas o siempre cercanas a la muerte. Pero esto nos demuestra que su sentimiento amoroso es tan profundo que no deja ir a su amada.

Si quieres sabes un poco más sobre cómo eran los pensamientos de Edgar Allan Poe sobre el amor, te dejamos a continuación la primera selección de nuestra melancólica lista.

Amamos con un amor que era más que amor.
Me volví loco, con largos intervalos de horrible cordura.
Frases de Edgar Allan Poe - Me volví loco, con largos intervalos de horrible cordura.
Años de amor han sido olvidados, en el odio de un minuto.
¡Oh, amor humano! ¡Tú espíritu dado, en la Tierra, de todo lo que esperamos en el Cielo!
Frases de Edgar Allan Poe - ¡Oh, amor humano! ¡Tú espíritu dado, en la Tierra, de todo lo que esperamos en el Cielo!
Y siendo joven y sumergido en la locura, me enamoré de la melancolía.
Un amor como el mío nunca se puede superar.
En lo profundo de la tierra, mi amor miente. Y debo llorar solo.

Esta es una frase que nos revela su profundo sentido del duelo, ya que quien yace sepultada bajo tierra es la amada. Sin duda, una frase bastante triste y que devela lo que se siente perder a un ser querido que ha fallecido.

Si quieres leer más frases parecidas, aquí te dejamos un listado de Frases de condolencia.

Tú fuiste todo para mí, amor, por lo que mi alma se consumió. Una isla verde en el mar, amor, una fuente y un santuario, todo coronado con frutas de hadas y flores, y todas las flores eran mías.
Hay acordes en los corazones de los más imprudentes que no pueden tocarse sin emoción.
A veces estoy aterrorizado de mi corazón; de su constante hambre de lo que sea que quiera. La forma en que se detiene y comienza.
¡Lo llaman esperanza, ese fuego de fuego! No es más que agonía de deseo.
Imperceptiblemente, el amor por estas discordias creció sobre mí a medida que mi amor por la música se hizo más fuerte.
Deja que mi corazón se detenga por un momento y este misterio explore…
Porque el amor apasionado sigue siendo divino.
Frases de Edgar Allan Poe - Porque el amor apasionado sigue siendo divino.
En el amor desinteresado de un animal, en el sacrificio de sí mismo, hay algo que llega directamente al corazón del que con frecuencia ha tenido ocasión de comprobar la amistad mezquina y la frágil fidelidad del Hombre natural.
La amé como un ángel. Con un rayo de luz viva que arde en el santuario de Edis.

Frases de Edgar Allan Poe sobre los sueños

Continuamos nuestra lista con algunas de las mejores frases que escribió Edgar Allan Poe sobre los sueños y lo que pensaba de ellos. ¿Conocías alguna frase?

Cree solo la mitad de lo que ves y nada de lo que oyes. En lo profundo de esa oscuridad mirando detenidamente, siempre estuve allí, preguntándome, temiendo, dudando, soñando sueños que ningún mortal jamás se atrevió a soñar antes.
Duerme, esas pequeñas rebanadas de muerte, cómo las aborrezco.
Aquellos que sueñan de día son conscientes de muchas cosas que escapan de aquellos que solo sueñan por la noche.

Esta es una frase de Edgar Allan Poe que nos invita a reflexionar sobre nuestras metas y cómo llegar a ellas, y de cómo las personas que sueñan despiertas durante el día son capaces de mayores cosas que las que solo duermen de noche.

Si necesitas inspiración, aquí te dejamos más Frases de sueños bonitos y metas.

Todo lo que vemos o parecemos es solamente un sueño dentro de un sueño.
Los límites que dividen la vida de la muerte son, en el mejor de los casos, sombríos y vagos. ¿Quién dirá dónde termina uno y dónde comienza el otro?
Frases de Edgar Allan Poe - Los límites que dividen la vida de la muerte son, en el mejor de los casos, sombríos y vagos. ¿Quién dirá dónde termina uno y dónde comienza el otro?
No es una suposición irracional pensar que, en una vida futura, consideremos un sueño nuestros pensamientos actuales.
Las cosas invisibles son las únicas realidades.

Esta frase de Poe sobre los sueños nos invita a reflexionar sobre nuestras ideas, pensamientos y metas que nos proponemos y que deben ser siempre ideales.

Si quieres leer más frases parecidas, te dejamos este otro listado sobre Frases inspiradoras y cortas.

Los noventa y nueve están con sueños, contentos, pero la esperanza del mundo hecho nuevo, es el centésimo hombre que está empeñado en hacer realidad esos sueños.
Sin embargo, estoy enojado y no lo estoy… y seguramente no sueño.
No espero ni pido que alguien crea en el extraño aunque simple relato que me dispongo a escribir. Loco estaría si lo esperara, cuando mis sentidos rechazan su propia evidencia. Pero no estoy loco y sé muy bien que esto no es un sueño.
De ningún modo es una fantasía irracional que, en una existencia futura, veamos lo que pensamos que es nuestra existencia presente, como un sueño.
Porque la luna nunca brilla sin traerme sueños.
Los sueños son polvo de borrador y ahora uso un bolígrafo.
En lo profundo de la oscuridad, me quedé allí, preguntándome, temiendo, dudando, soñando sueños que ningún mortal se había atrevido a soñar antes.
Los sueños son sólo recuerdos de los planes que tenía en ese entonces.

Esta es una frase melancólica que nos revela el fracaso de posibles metas que el autor haya intentado conseguir. Revela su tristeza y rendición ante lo que no pudo ser. Sin duda, una frase sobre derrotas que marcamos en esta selección.

Aquí te dejamos más Frases de tristeza y dolor.

Frases de Edgar Allan Poe - Los sueños son sólo recuerdos de los planes que tenía en ese entonces.
Es una felicidad preguntarse; es una felicidad soñar.
En cuanto a su belleza facial, ninguna doncella la igualó. Era el resplandor de un sueño de opio.

Poemas cortos de Edgar Allan Poe

Poe fue un escritor prolífico y un tanto incomprendido en su época, pero es cuando muere que su obra cobra mucha relevancia. Para que descubras más sobre la obra poética de esta autor, si aún no lo has hecho, te traemos los mejores poemas cortos y extractos de su poema más famoso, El cuervo, para que te empapes de su obra.

¿Deseas que te amen? No pierdas, pues, El rumbo de tu corazón. Sólo aquello que eres has de ser Y aquello que no eres, no. Así, en el mundo, tu modo sutil, Tu gracia, tu bellísimo ser, Serán objeto de elogio sin fin Y el amor... un sencillo deber.
Desde el tiempo de mi niñez, no he sido como otros eran, no he visto como otros veían, no pude sacar mis pasiones desde una común primavera. De la misma fuente no he tomado mi pena; no se despertaría mi corazón a la alegría con el mismo tono; y todo lo que quise, lo quise solo.
¡Oh sí! -no tan felices los arcángeles-, llegaron a envidiarnos, a ella, a mí. Y no más que por eso -todos, todos en el reino, ante el mar, sábenlo así-, sopló viento nocturno, de una nube, robándome por siempre a Annabel Lee.

Este es uno de los poemas más famosos de Poe y relatan la separación terrenal que tuvo con su amada, pues los ángeles sentían envidia de su amor.

Además de este fragmento de Edgar Allan Poe, puede interesarte esta otra selección de Frases de amor imposible, como siente que fue, de alguna manera, el que tuvo con su amada.

Vestida de blanco, sobre un campo de violetas, te vi medio reclinada, mientras la luna se derramaba sobre los rostros vueltos hacia el firmamento de las rosas, y sobre tu rostro, también vuelto hacia el vacío, ¡Ah! por la Tristeza.

Hay una característica fundamental en los poemas de Poe y es su rasgo enteramente romántico y melancólico, en el que la muerte, la luna, la doncella triste y frágil son elementos recurrentes.

Y si te ha gustado este poema de Edgar Allan Poe, seguro que también te gustará esta selección de Frases de desamor cortas y tristes.

En tu día nupcial, te vi encendida Por un repentino rubor, Aunque era un cielo para ti la vida, Y el mundo, en tu presencia, amor. Un resplandor en tu mirada había, (¿Por qué se avivó?) Fue cuando mi alma dolorosa Gozó en el mundo, de glorioso encanto. “Sólo un pudor de virgen es origen De tal rubor”, pudo decirse ante él. Pero ¡ay! reanimó el fuego más vivo En el pecho de aquél Que te miró de novia, cuando quiso Mostrar aquel rubor, Aunque tu mundo fuese paraíso, Y alrededor, la vida, amor.
¡Lenore! ¡Venid! Dejad que el oficio de difuntos se lea, que el cántico mortuorio se cante, un himno para tan regia muerta como muriera tan joven ... Un cántico fúnebre para ella, dudosamente muerta, porque murió tan joven.
Frases de Edgar Allan Poe - ¡Lenore!
¡Venid! Dejad que el oficio de difuntos
se lea, que el cántico mortuorio se cante,
un himno para tan regia muerta como
muriera tan joven ...
Un cántico fúnebre para ella, dudosamente
muerta, porque murió tan joven.
El resplandor de la luna desapareció, también las blandas hierbas y las veredas sinuosas, desaparecieron los árboles lozanos y las flores venturosas; el mismo perfume de las rosas en el aire expiró. Todo, todo murió, salvo tú; salvo la divina luz en tus ojos, el alma de tus ojos alzados hacia el cielo.
Los cielos estaban cenicientos y lúgubres. Los follajes crispados y huraños. Las hojas marchitas y secas. Era una noche del solitario octubre, Del más inmemorial de los años.
Amigos que por siempre Nos dejaron, Caros amigos para siempre idos, ¡Fuera del Tiempo Y fuera del Espacio! Para el alma nutrida de pesares, Para el transido corazón, acaso.
¡Mi Amor! ¡Ella duerme! ¡Oh, tal vez duerma Un sueño interminable, incorrupto! ¡Piadosos serán los gusanos con su carne! Lejos en el bosque, oscuro y viejo, Tal vez las bisagras de su cripta se abran, Una bóveda que a menudo absorbe la noche, Y las negras alas al amanecer volverán, Triunfantes sobre la pálida cresta, Reina de una familia sepulcral. Algunas criptas, remotas, distantes, Cuyas puertas fueron abatidas por su mano de niña, Lanzando en la infancia inocentes piedras; Algunas tumbas, de cuyas sórdidas grietas Ella nunca volverá a escuchar los ecos, ¡Es horrible pensar en los pobres niños del pecado! Pues fueron los muertos quienes te llamaron.
¡Ciencia! ¡verdadera hija del tiempo tú eres! que alteras todas las cosas con tus escrutadores ojos. ¿Por qué devoras así el corazón del poeta, buitre, cuyas alas son obtusas realidades?
Oh, tu corazón... suspiro al despertar y duermo para soñar hasta que raya el día en la verdad que el oro jamás podrá comprar y en las bagatelas que sí podría
Mas el Cuervo arrancó todavía de mis tristes fantasías una sonrisa; acerqué un mullido asiento frente al pájaro, el busto y la puerta; y entonces, hundiéndome en el terciopelo, empecé a enlazar una fantasía con otra, pensando en lo que este ominoso pájaro de antaño, lo que este torvo, desgarbado, hórrido, flaco y ominoso pájaro de antaño quería decir graznando: “Nunca más.”

Este es parte del extenso poema más famoso de Poe. El Cuervo trata del diálogo extraño que entabla el poeta con un cuervo que reposa sobre el busto de la diosa de la sabiduría, Atenea.

Un diálogo que revela, respuesta tras respuesta, un incesante y trágico pesimismo que se afianza en el poeta. Sin duda, uno de los clásicos de la literatura universal, y es que Edgar Allan Poe es uno de los escritores más famosos del mundo.

La muerte estaba en esa ola venenosa, y en su golfo una sepultura adecuada, para quien hubiera dado tregua a su amargura, cuya alma solitaria podría hacer un Edén de ese lago oscuro.
En los tardíos años desolados. Una hueste de ángeles alados, Envueltos en velos y ahogados en lágrimas, Sentados en el teatro, para ver Un drama de temores y esperanzas, Mientras la orquesta balbucea La música de las esferas.
¡Afuera, afuera las luces, afuera todo! Y sobre cada sombra palpitante Cae el telón, como una mortaja fúnebre, Con el rugido de la tormenta, Mientras los ángeles, pálidos y excitados, Se ponen de pie y quitando sus velos declaran Que la obra es la tragedia del Hombre Y su héroe el Gusano Vencedor

Si deseas leer más artículos parecidos a Frases de Edgar Allan Poe, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Frases de Autores.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Frases de Edgar Allan Poe
1 de 7
Frases de Edgar Allan Poe

Volver arriba