Compartir

+120 Frases de Mario Benedetti

Por Manuel Toaria. Actualizado: 7 mayo 2019
+120 Frases de Mario Benedetti

Mario Benedetti es uno de los escritores y poetas más representativos de Latinoamérica. Nacido en Uruguay y perteneciente a la generación del 45, Benedetti escribió más de ochenta libros, siendo uno de los más reconocidos La tregua. También fue autor de numerosos cuentos y poemas que le convirtieron en todo un icono de la literatura latinoamericana.

Famoso por sus citas y por sus poemas de amor, a continuación queremos que conozcas un poco mejor a este magnífico y prolífico autor. Descubre +120 frases de Mario Benedetti sobre el amor, la amistad, la muerte y el exilio; algunos de los temas más recurrentes de su obra. Estas son algunas de las mejores frases de Mario Benedetti sobre la vida y frases cortas de Mario Benedetti para que escojas tu favorita.

También te puede interesar: Frases de Eduardo Gaelano

Frases de Mario Benedetti de amor

Mario Benedetti es reconocido, principalmente, por sus numerosos poemas románticos. Descubre algunos de los poemas de Mario Benedetti y algunas de las mejores frases de Mario Benedetti sobre el amor.

Yo me enamoré de sus demonios y ella de mi oscuridad. Éramos el infierno perfecto.
Puede que me quisiera, vaya uno a saberlo... pero lo cierto es que tenía una habilidad especial para herirme.
El mundo y yo te queremos de veras... pero yo siempre un poquito más que el mundo.
Es lindo saber que usted existe.
Es casi ley, los amores eternos son los más breves.
Que alguien te haga sentir cosas sin ponerte un dedo encima; eso es admirable.

Mario Benedetti era uno de aquellos escritores que podía definir el amor con palabras tan sencillas como estas. En esta frase de Benedetti vemos que el amor es capaz de moverte y hacerte sentir cosas radicales incluso sin el contacto físico.

Si quieres leer algunas de las mejores frases de amor y frases románticas de la historia, no te pierdas este artículo de Frases de William Shakespeare, el mejor dramaturgo de todos los tiempos.

Para estar completamente enamorado hay que tener plena conciencia de que uno también es querido, de que uno también inspira amor.
-Veo que tienes lunares. +Sí, tengo muchos. -¿Y pecas? +Solo cuando te miro.
Sé que voy a quererte sin preguntas, sé que vas a quererme sin respuestas.
Usted no sabe cómo yo valoro su sencillo coraje de quererme.
No me tientes, que si nos tentamos no nos podremos olvidar.
Tú siempre existes dondequiera, pero existes mejor donde te quiero.
+120 Frases de Mario Benedetti - Tú siempre existes dondequiera, pero existes mejor donde te quiero.
Te amo; lo leas hoy o lo leas mañana.
Que buen insomnio si duermo sobre tu cuerpo.
Ya casi es hora de que empiece a dedicarte mi insomnio.
Donde acaba tu boca, ahí es donde empieza la mía.
El amor no es repetición. Cada acto de amor es un ciclo en sí mismo, una órbita cerrada en su propio ritual.
Cada vez que te enamore no expliques nada a nadie, deja que el amor te invada sin entrar en pormenores.
Me gustaría mirar todo de lejos... pero contigo.
Te quiero como para escuchar tu risa toda la noche y dormir en tu pecho, sin sombras ni fantasmas.
Te quiero como para no soltarte jamás.
Si habito en tu memoria, no estaré solo.
No sé tu nombre, pero sé la mirada con que me lo dices.
Lo nuestro fue tan fugaz que una estrella nos vio y pidió un deseo.
+120 Frases de Mario Benedetti - Lo nuestro fue tan fugaz que una estrella nos vio y pidió un deseo.
Estábamos, estamos, estaremos juntos. A pedazos, a ratos, a párpados, a sueños.
Más que besarla, más que acostarnos juntos; más que ninguna otra cosa, ella me daba la mano y eso era amor.
Tus ojos son como un hechizo contra un mal día.
Lo que ahora nos une es un vínculo indefinido.

Frases de Mario Benedetti sobre la vida

Además de las famosas frases de Mario Benedetti de amor, el escritor Uruguayo también era conocido por sus numerosas frases sobre la reflexión y la inspiración. Te descubrimos, a continuación, algunas grandes frases de Mario Benedetti sobre la vida.

La incertidumbre es una margarita cuyos pétalos no se terminan jamás de deshojar.
Eres mi cómplice y en la calle, codo a codo, somos mucho más que dos.
El perdón es un puñado de sentimientos que nos acaricia cuando el alma llora.
Disfrutaré de vez en cuando de tu recuerdo; eso me seguirá alterando a lo largo de mi vida.
La mariposa recordará por siempre que fue gusano.
No vayas a creer lo que te cuentan del mundo, ya te dije que el mundo es incontable.
Cinco minutos bastan para soñar toda una vida; así de relativo es el tiempo.
+120 Frases de Mario Benedetti - Cinco minutos bastan para soñar toda una vida; así de relativo es el tiempo.
En la vida hay que evitar tres figuras geométricas: los círculos viciosos, los triángulos amorosos y las mentes cuadradas.
Hay cosas del pasado que abren una brecha al futuro; esas son las que quiero rescatar.
Hacer trampa es no tener coraje para ser honesto.
Hay pocas cosas tan ensordecedoras como el silencio.
Un abogado con cartera puede robar más que mil hombres armados.
Tengo la suerte de poder transformar mis miedos y preocupaciones en poemas.
Una de las cosas más agradables de la vida es ver cómo se filtra el sol entre las hojas.
Nadie sabe en qué noche de octubre solitario, de fatigados duendes que no ocurren, puede inmolarse la perdida infancia junto a recuerdos que se están haciendo.
Contigo no tengo la necesidad de vivir a la defensiva siempre.
Me gusta la gente capaz de entender que el mayor error del ser humano es intentar sacarse de la cabeza lo que no sale del corazón.
La perfección es la pulida colección de errores.
La muerte se lleva todo lo que no fue, pero nosotros nos quedamos con lo que tuvimos.
Yo no sé si Dios existe, pero si existe, sé que no le va a molestar mi duda.
Todos queremos lo que no se puede; somos fanáticos de lo prohibido.
+120 Frases de Mario Benedetti - Todos queremos lo que no se puede; somos fanáticos de lo prohibido.
Nadie nos advirtió que extrañar es el costo que tienen los buenos momentos.
Después de todo... la muerte solo es un síntoma de la vida.
Somos tristeza y por eso la alegría es una hazaña.
El plan trazado es la absoluta libertad. Conocernos y ver qué pasa... dejar que corra el tiempo sin trabas y sin compromisos.
Cuando los odios andan sueltos, uno ama en defensa propia.
Los sentimientos son tan inocentes como las armas blancas.

Frases de Mario Benedetti cortas

Si bien es cierto que a lo largo de las secciones anteriores hemos compartido algunas frases cortas, a continuación os descubrimos un listado muy especial.

Estas son algunas de las frases de Mario Benedetti cortas más famosas de su carrera y más características de su trabajo. Frases de Mario Benedetti de la amistad, del amor, de la vida, etc.

Así estamos, cada uno en su orilla. Sin odiarnos, sin amarnos... ajenos.
Nunca pensé que en la felicidad habría tanta tristeza.
Hay tres tipos de personas: las que se matan trabajando, las que tendrían que trabajar y las que tendrían que matarse.
Una confesión: la soledad ha dejado de herirme.
Se despidieron y en el adiós ya estaba la bienvenida.
+120 Frases de Mario Benedetti - Se despidieron y en el adiós ya estaba la bienvenida.
Mi estrategia es que un día, no sé cómo, ni sé con qué pretexto, por fin me necesites.
Fíjese que cuando sonríe se le forman unas comillas en cada extremo de su boca. Esa, su boca, es mi cita favorita.
Llegan pasos de alguien que nunca llega.
Ya mi rostro de vos cierra los ojos y es una soledad tan desolada.
Si el corazón se cansa de querer, ¿para qué sirve?
Cuando creíamos que teníamos todas las respuestas, cambiaron todas las preguntas.

Esta es una de las frases de Mario Benedetti más famosas de la historia, pues habla de la inestabilidad y la incertidumbre de la vida. Para Benedetti la vida era esto: un seguido de momentos en los que crees saberlo todo poco antes de darte cuenta de que en realidad aún tienes un mundo por descubrir.

Si te gustan las frases reflexivas e inspiradoras como este, échale un vistazo a este artículo de Frases Sabias para Reflexionar.

Ayer pasó el pasado lentamente con su vacilación definitiva.
No te rindas, que la vida es eso: continuar el viaje, perseguir tus sueños.
Sigue llenando este minuto de razones para respirar.
No me complazcas, no te niegues, no hables por hablar.
Ojalá, amor, cada vez que te mires las manos sientas que te faltan las mías.
+120 Frases de Mario Benedetti - Ojalá, amor, cada vez que te mires las manos sientas que te faltan las mías.
De dos peligros debe cuidarse el hombre: de la derecha cuando es diestra y de la izquierda cuando es siniestra.
Honestidad, ven a mí. Aunque quieras, no dejaré que me abandones.
Yo ignoraba que tenía en mí esas reservas de ternura.
Nacemos tristes y morimos tristes, pero mientras tanto amamos cuerpos cuya triste belleza es un milagro.
Me fascina como se puede llegar a ser tan inocentemente cruel.
La realidad es un manojo de problemas sobre los cuales nadie reclama derechos de autor.
Las promesas son horribles ataduras y cuando uno se siente amarrado... tiende a liberarse. Eso es fatal.
Pasa el tiempo y no hago nada; nada me acontece y nada me conmueve hasta la raíz.
Ella callaba. Solo sus manos y sus ojos hablaban y eso bastaba.
Usted tiene todas las condiciones para concurrir a mi felicidad, pero yo tengo muy pocas para concurrir la suya.
+120 Frases de Mario Benedetti - Usted tiene todas las condiciones para concurrir a mi felicidad, pero yo tengo muy pocas para concurrir la suya.

Frases de La tregua - Mario Benedetti

Como hemos dicho en la introducción, La tregua es uno de los libros más famosos de Mario Benedetti.

La historia, escrita en 1959, relata la vida de Martín Santomé, un trabajador viudo de Montevideo que de pronto ve como el amor vuelve a llamar a su puerta después de tantos años. Estas son algunas de las mejores frases de La tregua, de Mario Benedetti.

Es evidente que Dios me concedió un destino oscuro. Ni siquiera cruel. Simplemente oscuro.
Al principio me resistí a creer que eso pudiera ser la felicidad. Me resistí con todas mis fuerzas, después me di por vencido y lo creí.
Ella me daba la mano y no hacia falta más.
Es muy posible que lo que le voy a decir le parezca una locura. Pero no quiero andar con rodeos: creo que estoy enamorado de usted.
Sé cuantos lunares tiene en la cara, que se arregla el pelo cuando está nerviosa, que la rutina le aburre a muerte, que cruza la pierna izquierda sobre la derecha. Bueno, yo creo que eso es estar enamorado, ¿no?
Tengo la sensación de que es la única persona con la que podría hablar de ciertas cosas.
Quedó pendiente un beso, una mirada y una vida juntos.
El sexo es (para mí, al menos) un ingrediente menos importante, menos vital; mucho más importantes, más vitales, son nuestras conversaciones, nuestras afinidades.
Debe ser una regla general que los solitarios no simpaticemos. ¿O será que, sencillamente, somos antipáticos?
Hay dentro de mí un señor que no quiere forzar los acontecimientos, pero también hay un señor que piensa obsesivamente en el apuro.
Un tipo triste que, sin embargo, tuvo, tiene y tendrá vocación de alegría.
+120 Frases de Mario Benedetti - Un tipo triste que, sin embargo, tuvo, tiene y tendrá vocación de alegría.
Lo qué uno quiere de verdad, es lo que está hecho para uno; entonces hay que tomarlo, o intentar: En eso se te puede ir la Vida, pero es una vida mucho mejor.
¿A quién no le atrae el propio pasado?
A veces pienso que haré cuando toda mi vida sea domingo.
Mi estilo de querer es ése, un poco reticente, reservando, el máximo sólo para las grandes ocasiones.
Cuántas palabras, sólo para decir que no quiero parecer patético.
De pronto tuve conciencia de que ese momento, de que esa rebanada de cotidianidad, era el grado máximo de bienestar.
La más horrible variante de la soledad: la soledad del que ni siquiera se tiene a sí mismo.
Perdiendo inexorablemente la capacidad de sentirse sacudido, de sentirse vivir.
Cuando alguien se siente brillantemente desgraciado, entonces sí vale la pena llorar con acompañamiento de temblores, convulsiones, y, sobre todo, con público.
¿Estaré reseco? Sentimentalmente, digo.
Hace unos cuantos días que la noto apagada, casi triste. Eso sí, le sienta la tristeza. Le afila los rasgos, le pone los ojos melancólicos, le hace más joven aún.
No hay espectáculo que pueda sustituir lo que disfrutamos en ese ejercicio de la sinceridad, de la franqueza.
Se es o no se es, no importa el día.
La verdadera división de las clases sociales habría que hacerla teniendo en cuenta la hora en que cada uno se tira de la cama.
No es la eternidad pero es el instante, que, después de todo, es su único sucedáneo verdadero.
+120 Frases de Mario Benedetti - No es la eternidad pero es el instante, que, después de todo, es su único sucedáneo verdadero.

Mario Benedetti: frases de amistad

Para finalizar la selección de frases de este gran autor, queremos descubrirte las mejores frases de Mario Benedetti sobre la amistad, aquello que muchos llaman un divino tesoro.

Si buscas frases para una amiga, un amigo o frases para un mejor amigo o amiga, esta selección es ideal para ti.

No sé por qué, pero hoy me ha dado por extrañarte, por echar de menos tu presencia. Alguien me dijo que el olvido está lleno de memoria.
Me gusta la gente que vibra, que no hay que empujarla, que no hay que decirle que haga las cosas, sino que sabe lo que hay que hacer y que lo hace.
Me gusta la gente que cultiva sus sueños hasta que esos sueños se apoderan de su propia realidad.
Lo nuestro es ese indefinido vínculo que ahora nos une.
Quién lo diría, los débiles de veras nunca se rinden.
No te rindas, por favor no cedas, aunque el frío queme, aunque el sol se esconda, y se calle el viento, aún hay fuego en tu alma y aún hay vida en tus sueños.
El amor es virtuoso; ser fiel más no fanático.
Que el dolor no me apague la rabia, que la alegría no desarme mi amor.
Qué bueno que tengas el valor de ser distinto y no sucumbas al poder unánime.
Naturalmente, esto no es una aventura, ni un programa, ni mucho menos que un noviazgo. Sin embargo, es algo más que una amistad.
Hay menos tiempo que lugar, no obstante, hay lugares que duran un minuto y para cierto tiempo no ha lugar.
Contra tu optimismo no hay vacunas.
+120 Frases de Mario Benedetti - Contra tu optimismo no hay vacunas.
La vida es tuya y tuyo también el deseo, porque cada día es un comienzo nuevo, porque esta es la hora y el mejor momento, porque no estás solo, ¡porque yo te quiero!

Una fabulosa frase sobre la amistad. Si bien es cierto que también se puede leer como una frase de Mario Benedetti sobre el amor, esta cita es perfecta para dedicarle a un amigo o a una amiga que está pasando por un mal momento.

Si buscas frases similares de amistad, este artículo sobre Frases de Amistad Cortas y Bonitas te va a encantar.

Yo amo, tú amas, el ama, nosotros amamos, vosotros amáis, ellos aman. Ojalá no fuese conjugación sino realidad.
¡Si uno conociera lo que tiene, con tanta claridad como conoce lo que le falta...!
+120 Frases de Mario Benedetti - ¡Si uno conociera lo que tiene, con tanta claridad como conoce lo que le falta...!

Si deseas leer más artículos parecidos a +120 Frases de Mario Benedetti, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Frases de Autores.

Escribir comentario sobre +120 Frases de Mario Benedetti

¿Qué te ha parecido el artículo?
5 comentarios
Su valoración:
karla
Me gusta mucho las frases
Su valoración:
carlos
justo lo descubri y me enamoro muchas gracias por estas citas
Su valoración:
Manuel
Me han encantado!! y para mi gusto una de las mejores, sobretodo por lo sencilla que es es esta "Contra tu optimismo no hay vacunas." Genial las frases de Mario Benedetti!
Su valoración:
Anna
Gracias por este artículo que recoge las preciosas las frases de Mario Benedetti. Sencillas pero intensas. Mi favorita: Te amo; lo leas hoy o lo leas mañana. ¿Tenéis más artículos con frases de amor?
Gracias y saludos.
Su valoración:
Roberto L.
uruguayo como yo!! el mejor poeta sin duda

+120 Frases de Mario Benedetti
1 de 12
+120 Frases de Mario Benedetti

Volver arriba