Frases de Aristóteles

Aristóteles ha sido, junto a Platón, uno de los filósofos más importantes de toda la humanidad. Durante su existencia revolucionó la sociedad a través de su visión sobre el amor, la educación, el gobierno, la ciencia y muchos más temas.

En este artículo te muestro las mejores frases de Aristóteles, con las cuales le conocerás un poco mejor. Además, al final te dejo varios detalles curiosos sobre su vida que posiblemente desconocías.

Frases cortas de Aristóteles sobre educación y amor

frases-de-aristoteles

Los hombres que sueñan en vigilia, tienen esperanza.

Hay personas que piensan que una amistad se basa en querer tener amigos, como si para curarse fuese suficiente con desear el fin de la enfermedad.

Somos lo que repetidamente hacemos.

Mientras haya desigualdad ante la Ley, el gobierno no será definitivo.

No puedes montar un puzzle si no conoces las piezas.

Gracias al alma, el hombre piensa, actúa y ama.

La felicidad no es posible si no hay un amigo a tu lado.

La riqueza es un abanico de gozos, no de pertenencias.

La personalidad surge a partir del comportamiento.

Un traidor merece la pena, incluso cuando dice la verdad.

La amistad es un alma que habita en dos cuerpos, un corazón que reside en dos almas.

Un hombre inteligente no lo es por su sabiduría, sino por su capacidad de usar sus conocimientos en la vida real.

La verdad absoluta es imposible de encontrar, al igual que nunca viajarás sin una parte de ella.

Se valora más la riqueza cuando es fruto del duro trabajo.

Los amigos verdaderos lo son de pocas personas.

La educación de la juventud no es ni poco ni muy importante; tiene una repercusión universal y absoluta.

Un déspota solo se relaciona con otros tiranos porque necesita ser agasajado, y las personas con alma nunca le halagarán.

No existen los Estados con leyes inmejorables, pero sí con leyes prácticas.

El sabio no dice todo lo que piensa, pero piensa todo lo que dice.

La ausencia de coraje es la cobardía, mientras que su exceso es la osadía.

Para lograr un descubrimiento certero, resulta imprescindible cuestionarlo todo a tiempo.

Los ineptos asienten sin más, los eruditos cuestionan y piensan.

No solo debes demostrar la verdad, hay que demostrar por qué lo falso es falso.

En la virtud se encuentra el poder de amar.

La justicia es más soberana que la voluntad de un ciudadano.

Un ilustrado es a un inculto, lo que un vivo a un muerto.

Las masas sucumben a sus menesteres antes que a sus obligaciones, a sus peras antes que a su dignidad.

La verdadera felicidad consiste en hacer el bien.

Lo que obtienes con tus manos, a la larga es más amado.

El deseo es el motor de una sociedad.

En los momentos más complicados damos lo mejor de nosotros mismos.

Antes de dar órdenes, debes aprender a recibirlas.

La inteligencia es una ventaja en los buenos tiempos, y un escudo en la desdicha.

El tiempo es el desplazamiento que ocurre en un lapso determinado.

Solamente el hombre honrado puede llegar a ser feliz en la vida.

Enfurecerse es fácil. Lo difícil es hacerlo en el momento exacto, teniendo razón, con el individuo apropiado, con un tono aceptable, sin excederse en intensidad y con una causa justificada.

Me parece más audaz aquel hombre que seduce a sus aspiraciones que a un enemigo, porque superarse a uno mismo es uno de los actos más complicados para el ser humano.

Lenguaje sencillo, pensamiento de sabio.

Persona solitaria, bárbara o divina.

El extremo es injusto, la virtud se halla en el término medio.

La personalidad de un hombre no se define por sus actos puntuales, sino por sus hábitos.

Un hombre sabio no solo conoce todas las causas de un suceso en un determinado campo de investigación; además, sabe transmitir su conocimiento a través de la enseñanza.

La virtud es formal, no es ni un juego ni una broma.

Algunos curiosos detalles sobre la biografía de Aristóteles

Aristóteles fue el discípulo de Platón, y no solo se dedicó a la filosofía, sino también a la ciencia y al pensamiento lógico. Actualmente, muchas de sus ideas siguen vigentes, sobre todo en occidente.

Entre la obra de Aristóteles encontramos alrededor de 200 escritos o tratados. No obstante, en la actualidad solo se conservan pocos más de 30. Sus textos reflexionan principalmente sobre la educación, el amor, la mujer, la biología, la ciencia, la metafísica o la astronomía. Hay que tener en cuenta que sus reflexiones tuvieron lugar en el siglo IV antes de Cristo, por lo que fueron un gran avance en materia de ciencia. De hecho, se considera el padre fundador tanto de la biología como de la Lógica.

Al igual que Platón, este pensador meditó acerca de la política y la educación. Para él, había varias formas de gobierno que debían prevalecer sobre otras. La más importante era la monarquía, después la aristocracia y, finalmente, la república. En cambio, una mala monarquía se convertía, a su modo de ver, en el peor gobierno posible, es decir, una tiranía. Tampoco era adepto de la oligarquía.

Con todos sus pensamientos, Aristóteles dejó para la posteridad un sinfín de frases y citas célebres que puedes ver más arriba, tanto en griego como en latín. Muchas son citas cortas pero que inducen a pensar detenidamente.

Relacionado:

Si te ha resultado interesante este artículo sobre frases de Aristóteles, a continuación te recomiendo leer otras en la sección frases y pensamientos de autores.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *